Rivadavia - Sunday, 15 de September de 2019
Ud. está aqui:   Inicio Deportes Nacionales
River tiene un 9 grandote y goleador como en la final del 86: el “Búfalo” Pratto Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Jueves, 15 de Noviembre de 2018 11:01
El gol a Boca dispara una comparación avalada por Veira, Pumpido y el hijo de Juan Gilberto Funes, el héroe de la primera Copa Libertadores. También descubre una premonición de Francescoli el día que Pratto llegó a Núñez.
 
La sensación se disparó el domingo en la Bombonera, en ese mismo instante en que Lucas Pratto coronó su obra del primer empate de River, mientras los hinchas de Boca aún festejaban el gol de Wanchope Ábila. En ese momento, cuando el 27 con la banda roja en diagonal corría para celebrar en medio de un estadio que se silenciaba y nada comprendía, brotó un recuerdo que a su vez provocó una certeza: a Pratto hay que cambiarle el apodo. Habrá que dejar de llamarlo Oso. Desde ese dibujo realizado en la final más grande de la historia de la Copa, ¿por qué no llamarlo Búfalo, como Juan Gilberto Funes? ¿O acaso la resolución de Pratto -la gran certeza de Gallardo para el ataque, entre tanto candidato para acompañarlo- no se arrima, por instancia y por modos, a la de Funes en la revancha contra América de Cali en el Monumental, la noche de la primera consagración copera de River? Abruman las coincidencias.
 
Una y otra son maniobras con potencia y con velocidad, resueltas con remates cruzados y bajos, mientras defensores arrastrados en esa carrera contemplan con rostros que combinan resignación con padecimiento. Sólo se diferencian por detalles mínimos: el de Pratto fue un derechazo desde dentro del área, entrando por la derecha y desde un ángulo más complicado, abierto hacia la derecha; el de Funes fue un zurdazo antes de ingresar a ese rectángulo caliente donde muy pocos actúan con frialdad, casi de frente, apenas recostado a la izquierda.
 
Ese impulso con tono comparativo entre Funes y Pratto no se trata sólo de esas dos definiciones puntuales con múltiples semejanzas. No pasa apenas por el parecido físico y por el puesto idéntico. Claro que suma también que ambos hayan anotado otros goles coperos decisivos, pero no es lo único. Hay demasiados puentes que unen las dos historias, la de aquel “9” del equipo que se adueñó del continente en 1986 con la de este centrodelantero obsesionado por atrapar la cuarta Copa en la vida de River.
 
Sin embargo, buscando más detalles, surge otra perla. El primer punto en común entre estos dos goleadores corpulentos y llenos de fe se encontró el primer día de Pratto como jugador de River. Fue en un restaurante de Palermo Hollywood propiedad de Rodolfo D’Onofrio. Ahí acababa de cerrarse el pase del goleador a River. Ahí estaban el presidente, el mánager Enzo Francescoli, el futbolista y su representante, Gustavo Goñi. Cuando ya se habían dado la mano y las sonrisas mandaban, el apoderado se puso serio y sentenció: “Lucas va a ser el nuevo Funes”. No se sorprendió Francescoli y levantó la apuesta. “Vos vas a quedar en la historia más que yo, acordate”, le dijo el Príncipe.
Gol de Funes de River al América de Cali
 
No había nacido Pratto cuando Funes tocaba el cielo de América con la camiseta de River. Y no había cumplido cuatro años cuando Funes voló al cielo atrapado por un problema cardíaco a dos meses de cumplir los 30.
 
Ahora, un goleador y otro quedan unidos por la banda roja en diagonal, por el gol y por la Libertadores. Pero también por muchos otros puentes. Por eso no estaría mal cambiarle el apodo a Pratto. Si primero era el Camello por su espalda encorvada y en Brasil se reafirmó como el Oso, ¿por qué no puede ser el Búfalo Pratto después de ese gol en la Bombonera? Es más: si repite en el Monumental, ni siquiera sonará desubicada la premonición de Francescoli.
 
Nery Alberto Pumpido cuenta con una ventaja. Fue el arquero de aquel River del 86 que vio cómo Funes elaboraba su perla desde el otro arco, pero además dirigió a Pratto. Vaya si su palabra vale: "Sin dudas que hay algunos aspectos en común entre Pratto y Funes. Y el gol del otro día de Lucas es una de esas cosas que me hacen recordar a Juan. Fue un gol muy parecido, más allá de que no termina definiendo desde el mismo lugar. Es muy similar al de Funes contra el América en la cancha de River".
 
En la charla con Clarín, sigue Pumpido: "Después, si nos ponemos a comparar sus maneras de jugar y sus características físicas, Pratto y Funes son muy parecidos en la potencia, en la fuerza, en la fe que se tienen. Claro que Juan era un poco más robusto y Lucas es más rápido".
 
Nery redondea: "Me alegra mucho que Pratto esté disfrutando un gran momento. Yo lo conozco de memoria, antes de que todos hablaran de él. Lo llevé a Unión en la B Nacional. Desde ahí pegó el salto. Se fue a Universidad Católica y empezó a hacer una muy linda carrera. Es un gran jugador y terrible persona. Diez puntos. Merece todo lo que le está pasando".
 
A Funes para River lo eligió Héctor Rodolfo Veira, el entrenador de ese mismo equipo que quebró el maleficio del gigante de Núñez en la Libertadores. El Bambino estaba a un costado del campo esa noche mágica del Búfalo y se engancha con el juego que le propone Clarín. 
 
Explica el Bambino: "Pratto tiene la misma potencia que Funes. Acomoda el cuerpo contra los defensores y gira como lo hacía Juan. Cuando Funes hacía ese movimiento y arrancaba no había defensor que lo pudiera parar. Y con Pratto pasa lo mismo: en la Bombonera volvió a demostrarlo".
 
El broche de Veira, además, suma: "También Pratto me hace recordar al Búfalo cuando toca y va a buscar la devolución. Y lo más importante: hace goles decisivos en canchas difíciles, como Funes".
 
Desde el entorno más íntimo de Funes, ¿lo vincularán con Pratto de algún modo? Juan Pablo Funes es el hijo de Juan Gilberto, del inolvidable Búfalo. El Funes abogado, que vive en San Luis, alguna vez fue secretario de Deportes de la provincia y hoy es diputado provincial, sentencia: "Los veo muy parecidos. Corpulentos, grandotes, sin problemas para el contacto con los defensores e ir al choque. También tienen mucha personalidad. Y sí, los goles son similares, pero mi papá tuvo una dificultad más: era derecho y tuvo que definir de zurda. Las dos definiciones fueron esquinadas, exquisitas".
 
Coincide con Veira el hijo de Funes: "Mi viejo no hizo tantos goles en River pero sí los más importantes, porque marcó en las dos finales de la primera Copa Libertadores que ganó River".
 
El heredero del Búfalo, el otro Funes, Juan Pablo, con dos años en las inferiores de River junto a Diego Buonanotte y José San Román, establece una diferencia: "A lo mejor Pratto tiene menos potencia, porque cuando mi papá arrancaba no lo paraba nadie, pero es más alto y tiene mejor juego aéreo. Ojalá Lucas haga otro en el Monumental. Espero poder estar ahí para verlo".
   River tiene un 9 grandote y goleador como en la final del 86: el “Búfalo” Pratto
 

Retroamerica

Muniz Instalaciones

Lo de Tita

Cdra. Sandra A. Andres

Roberto Fernández Propiedades

Molinos Villa Sena

América Pick Up

Trexalum

Electricidad Sarmiento

Sociedad Rural De Rivadavia

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy4778
mod_vvisit_counterAyer12354
mod_vvisit_counterTotal8158036

En el sitio: 179
15/09/19 09:37:31

Farmacias de Turno

Guion Bajo

Master Mix - Publicidad callejera

Publicidad